Edades Acompañamiento en Hospital

acompañamiento hospitalario

Acompañamiento en Hospitalario de personas en el área hospitalaria es un servicio altamente demandado por los usuarios, permitiéndoles así dar una mejor atención al familiar ingresado, debido a que requieren una atención de diaria, nocturna o total, que en muchas ocasiones la propia familia no puede prestar, bien por incompatibilidades horarias, bien por agotamiento físico del familiar encargado del cuidado. Compañía en Hospital.

Nuestras asistentes están cualificadas y habituadas al servicio realizándolo de forma profesiona y le ofrecemos:

  • – Acompañamiento en el hospital por la noche y por el día.
  • – Informes diarios de lo que sucede.
  • – Asistentes profesionales

Edades es gestionada por un equipo de profesionales que trabaja por y para las personas, siendo una organización próxima a nuestros clientes, estando donde los problemas se producen. Edades es Agencia de Colocación.

Actividades como levantar o acostar, cambio de pañal, ayuda con cuñas de evacuación de orina o heces, aseo en cama o ducha, atención al ocio (lecturas, juegos de cartas o similares, conversación…), apoyo a la movilidad con paseos o cambios posturales, servicio de duermevela con especial cuidado durante el sueño nocturno…, facilitan que la estancia del familiar ingresado en el medio hospitalario sea la más adecuada y confortable posible.

SERVICIOS de Acompañamiento

acompañamiento hospital

ACOMPAÑAMIENTO en HOSPITALARIO

Dentro de las funciones de empleadas de servicio doméstico esta el acompañamiento en Hospital, desde 39€/noche Se merece los mejores cuidados, siempre adecuados a sus necesidades, dando tranquilidad y descanso al enfermo y a los familiares, Compañia en Hospital y Acompañamiento Hospitalario.

Acompañamiento HOSPITAL • desde 39 € / noche

Acompañamiento  en HOSPITAL de personas en el área hospitalaria es un servicio altamente demandado por los usuarios, permitiéndoles así dar una mejor atención al familiar ingresado, debido a que requieren una atención de diaria, nocturna o total, que en muchas ocasiones la propia familia no puede prestar, bien por incompatibilidades horarias, bien por agotamiento físico del familiar encargado del cuidado.

Actividades como levantar o acostar, cambio de pañal, ayuda con cuñas de evacuación de orina o heces, aseo en cama o ducha, atención al ocio (lecturas, juegos de cartas o similares, conversación…), apoyo a la movilidad con paseos o cambios posturales, servicio de duermevela con especial cuidado durante el sueño nocturno…, facilitan que la estancia del familiar ingresado en el hospital sea la más adecuada y confortable posible.